¿Sin ganas de leer mucho? Date una vuelta por el Tumblr de Su Nombre en Vano

Wednesday, April 7, 2010

La víctima es el culpable. Es palabra de Dios

O más bien, palabra de los sacerdotes, quienes son los pastores del rebaño de Dios

El obispo de Tenerife: 'Hay menores que desean el abuso e incluso te provocan'

"Puede haber menores que sí lo consientan -referiéndose a los abusos- y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan". Con estas palabras ha descrito el máximo responsable de la Iglesia en Tenerife, el obispo Bernardo Álvarez, el grave problema de los abusos a menores en una entrevista en el diario local 'La Opinión'.

Si nos ponemos así, entonces también podemos decir que son las mujeres las que incitan a que uno las viole, con las sugerentes prendas que se ponen, que muestran piernas y escotes. Si lo están mostrando es porque quieren que las violen.

El cinismo y la desesperación que los sacerdotes católicos tratan de quitarle la responsabilidad de los abusos a la iglesia católica como institución, es abrumadora. Ahora resulta que según este tipo (no un simple católico, o un simple cura, sinó un obispo, nada menos) pretende decirnos que la culpa es de los propios niños.

¿No se supone acaso que el sacerdote hace votos de castidad ante Dios?

¿No se supone acaso que la homosexualidad es un pecado (según la iglesia católica)?

¿No es acaso el abuso de menores un delito?

¿Entonces con qué cara se pretende eximir a la iglesia católica de la responsabilidad de estos hechos?

El obispo además compara la homosexualidad con los abusos y, aunque asegura que la diferencia entre la homosexualidad y los abusos está clara, plantea una pregunta: "¿por qué el abusador de menores es enfermo?".

En cuanto su opinión sobre los homosexuales, Álvarez, pese a que asegura respetar esta condición sexual vuelve a mostrar su lado más crítico y afirma que "el fenómeno de la homosexualidad es algo que perjudica a las personas y a la sociedad".

Esta es a todas luces un desesperado manotazo de ahogado. Los homosexuales, dentro de una sociedad lo suficientemente tolerante (he ahí la palabra clave) pueden formar familias y llevar una vida social común y corriente. Ya en varios países dos adultos conscientes de sus actos pueden contraer matrimonio, siendo del mismo sexo. Y al ser dos adultos, dentro de una sociedad tolerante, no hacen daño a nadie.

Cosa que sí hace un sacerdote que viola a un niño, incapaz de negarse, ante la autoridad que el cura representa.

Cosa que también hace la iglesia católica, al encubrir a los violadores católicos, para así seguir perpetuando una "buena imagen".



En este caso, y aunque se amarguen mis amigos derechohumanistas, apoyo completamente lo que acaba de decir el obispo Bambarén sobre la pena que debieran recibir los violadores de niños:

“Para el único caso que Dios pone pena de muerte es para el que escandaliza a un niño y que más escándalo que violarlo. Por parte de la iglesia (Católica) debemos mantener esa posición, yo sí estaría de acuerdo”, dijo en declaraciones a Radio Capital que recoge Perú.com.

Es inconsecuente con el No Matarás, pero me parece una excelente idea. Ojalá incluya a los encubridores, así sean Papas.


Ya ni las estatuas del niño Jesús están a salvo.

No comments:

Post a Comment

Blasfema libremente

Post a Comment

"Que esté permitido a cada uno pensar como quiera; pero que nunca le esté permitido perjudicar por su manera de pensar" Barón D'Holbach
"Let everyone be permitted to think as he pleases; but never let him be permitted to injure others for their manner of thinking" Barón D'Holbach